dimecres, 10 d’octubre de 2007

1ESOD

Hola classe de 1 ESO D!

Aquest és l'espai per deixar els vostres contes, podeu fer-ho a l'espai dels comentaris.
Animeu-vos, el període d'inscripció és obert, jeje.

37 comentaris:

Jordi Bausa ha dit...

La guerra de les matemáticas. (Jordi Bausa León 1º D)



Hola, ahora os explicare una historia o mas bien dicho un sueño que le paso a un amigo mío, Andrew.
Un día concretamente un lunes. a segunda hora nos tocaba mates, a todo el mundo les gustaba las mates pero, Andrew las odiaba, no soportaba las matemáticas, i poco a poco se iba durmiendo, mas i mas profundamente. Entonces apareció en un mundo nuevo, todo estaba echo con números: los bancos, las farolas, hasta las nubes i la lluvia ….. Pero todo lo bueno tiene algo malo, este extraño mundo estaba dividido en dos partes.
Una parte tenia una torre muy alta. Andrew se dirigió a una parte que haber que pasaba, subió a lo alto de la torre, cuando vio en una especie de altar
era un ocho al revés. El no dijo nada i fue a la otra torre, la otra torre estaba dentro de la tierra, Andrew con buena educación dijo:
-Por favor me puede decir que pasa? Dijo Andrew.
-No lo ves que estamos en guerra, muchacho? Que los números entero quieren dominar el mundo! Si perdemos desapareceremos y por eso estamos en guerra.
Andrew fue a la otra torre. Cuando estaba en lo alto dijo:
-Porque estáis en guerra? Dijo Andrew.
- No lo ves los numeros negativos quieren apoderarse del mundo!
Andrew un poco asustado bajo de la torre y se dijo al el mismo:
-Los dos numeros dicen lo mismo del otro.
Entonces vio a Isaac Newton, Arquímedes, Galileo y a Albert Enstei. I Andrew les pregunto:
-¿Qué hacéis aquí?
-¿No lo ves muchacho? Nos han encerrado los números naturales por inventar los números negativos.
-Ya lo entiendo. ¿Os puedo ayudar a salir?
-Si que puedes. Dijo Arquímedes.
-Empuja de este barrote. Dijo Arquímedes mientras señalaba un barrote.
Andrew empujo con todas sus fuerzas….Y zas! El barrote se rompió y todos salieron.
-Rápido solucionemos este lió! Dijo Andrew.


Entonces se dirigieron hacia la torre negativa, pero estaba llena de guardias! Pero a Andrew se le ocurrió un plan.
-Podemos escalar. Pensó Andrew.
-No hay que luchar! Dijo Galileo.
Lucharon pero los guardias les encerraron en un agujero.
-Venga sois los mejores matemáticos del mundo!
Pensar un poco.
-¡¡¡¡Ahhh!!!. Tengo una idea dice Newton.
Pero entonces todo se paro. I apareció una luz, que se les iba acercando cada vez más. Era Ipatria. Ipatria les dijo:
-Teneis que hacer que los dos “reyes” se ajunten para activar el escudo de emergencia. Dijo Ipatria.
-¿Por que?. Dijo Andrew.
-Eso lo descubrirás tu mismo.
Entonces Ipatria desapareció entre las sombras. Entonces Enstei se acordó de un túnel secreto. Enstei empujo una piedra, y un tunel apareció.
Siguieron el tunel: primero a la derecha, después a la izquierda….. Al final salieron. Entonces Andrew vio en el suelo un diario que ponía:
- Un gran meteorito chocara contra nosotros!
Andrew se lo dijo a todos. Todos se quedaron de piedra mientras Andrew lo explicaba.
- Nos dividiremos en dos grupos: Newton y Arquímedes iréis a la torre positiva. Y Galileo, Enstei y yo a la torre negativa. Dijo Andrew un poco asustado.
Y así lo hicieron. Pero cayeron en una especie de tunel sin fin, era como un tobogán sin fin poro era de hielo, y al final vieron en una pared:
Yendo yo para Villavieja
me cruce con siete viejas
cada vieja llevaba siete sacos
cada saco siete ovejas
¿Cuántas viejas y ovejas iban para Villavieja?
Andrew y todos se lo pensaron dos y tres veces……
Entonces dijo Newton:
-Era yo el que iba para Villavieja y no las 7 viejas.
Entonces se abrio la puerta, y aparecio unos contadores que ponia “escudo” entonces Andrew activo los mandos i un campo de fuerza aparecio de la nada.
Todo el mundo estaba contentísimo porque ahora ese mundo ya no seria destruido por el meteorito. Pero todavía no ha acabado todo, el meteorito era mas grande de lo pensado, y cuando choco contra el campo de fuerza no se sabia si el escudo podía aguantar mas tiempo. Entonces cayeron todos otra vez en el mismo agujero, o no. Pero no era el mismo porque no había una puerta si no unas burbujas, para ser mas exactos eran cuatro burbujas. En una ponía:
-Paréntesis.
En la segunda:
- Potencias i raíces.
En la tercera:
-Multiplicaciones y divisiones.
Y en la ultima:
-Sumas y restas.
Nadie sabía lo que eran esas especies de burbujas. Y cada uno entro en una menos Enstei. Newton entro en la primera, y vio cuatro burbujas mas:
-¿Donde entro?
Mientras Arquímedes iba entrando en la segunda burbuja. Pero quedo atrapado entre las raíces.
Galileo entro en la tercera burbuja, y en una de las paredes ponía:
-¿Qué se tiene que hacer primero, las sumas o las multiplicaciones?
Entonces Andrew entro en la cuarta burbuja y vio esta operación:
5·5(22-(15-6·2))=
Andrew no lo entendía esta operación.
Newton entro en la burbuja uno pero había dos burbujas mas:
-Venga va voy a entrar en la tres, y el meteorito se izo un poco mas pequeño. Newton salio con Enstei.
Galileo dijo sin miedos:
-Primero se hacen las multiplicaciones.
Y la paret se rompió en mil pedazos. Y el meteorito se izo mas pequeño de lo era. Y en un abrir y cerrar de ojos también fue con los demás. Pero Andrew no lo tenía tan fácil:
-Ya lo se. Lo apunto en el suelo, apunto esto: 5·5(22-(15-6·2))= 5·5(22-(15-12))= 5·5(22-(3))= 5·5(22-3)= 5·5-19= 25-19=6
Entonces el también fue con los de mas y por el camino se iban petando, Andrew al final salio y todas las burbujas se petaron y el meteorito desapareció del todo. I todo el mundo se puso contentísimo……
-Andrew, Andrew despierta …..
-¿Que, que pasa?
- ¡Que te has dormido otra vez bobo!




¿ FIN ?

@lexandra Gallart Figueras ha dit...

Clara i las matemáticas!



Havia una vez en una escuela un niño que se llamaba Jorge, todas las chicas de aquel instituto iban detrás de el porque era el chico mas guapo que habían visto jamás.
Una de ellas se llamaba Clara.
Era de pelo largo castaño con los ojos azules…
Pero clara no savia que hacer para que Jorge se fijara en ella, se recogió el pelo, se compro ropa nueva, etc.
Ella lo savia todo de Jorge, savia que le encantaban las matemáticas y que le gustaba jugar al fútbol, que su color preferido era el azul y su numero el 26…
Clara odiaba a la matemáticas era su peor asignatura siempre las suspendía.
Tenia que hacer lo que fuera para que Jorge le digiera algo, y que fuera su amigo.
Ella pidió a su madre que viniera a casa una persona que le enseñara las matemáticas.
Su madre asombrada de lo que dijo, no se lo pensó dos veces y busco a alguien que estuviera dispuesto/a hacerlo.
Al cavo de una semana encontraron una chica que era de 1r de bachillerato se llamaba Sara.
El lunes Sara fui a casa e Calara, y se hicieron muy amigas.
Ella le explico a Sara porque quería aprender matemáticas, Sara ayudo lo máximo que pudo parara que Calara aprendiera.
Al cavo de 1 mes…
Sara estuvo insistiendo mucho: 4x5… 6x9… 9x9…
Entonces llegaron las vacaciones de verano.
Clara estaba preocupada porque durante mucho tiempo no vería a jorge.
Pero se entero de que el iba al mismo campamento que ella, y se puso muy contenta…
Llegaron las vacaciones y Clara muy contenta fui al campamento.
Allí se encontró con sus amigas i con jorge.
Un día le pidieron que hiciera unas divisiones y multiplicaciones , para ella eran muy difíciles pero no quería quedar en ridículo delante de jorge i delante del papel pensó… todo lo que le había enseñado Sara :
-em…. Pensó Clara
-= 81… pues será…
- 9x9 [afirmo]
La monitora del campamento dijo que acertó y se puso muy contenta, todas las personas que estaban allí la aplaudieron y la felicitaron.
Cuando estaban en el patio jorge se acerco a ella y le dijo:
- lo has hecho muy bien Clara.
Al llegar a casa fui corriendo hacia el teléfono para llamar a Sara y explicarle lo que había pasado.
También su madre se puso tan contenta que le regalo un gato, i de nombre le puso Mates.
Al cabo de unos días una amiga de Clara, Maria la llamo diciéndole
- Jorge en el campamento se ha enamorado de una chica llamada Nadia.
Clara se llevo un disgusto enorme se fue corriendo hacia su habitación,
Pensó que todo lo que havia hecho para Jorge no le servia de nada.
Pero al final lo afronto y se olvido de el,
Pensó que ya encontraría otro chico mas guapo que el y que eso no es lo mas importante en su vida.
Al cavo de muchos años…
Cuando Clara ya se hizo grande busco trabajo,
La llamaron en una empresa de fabricar libros,
La pusieron en el grupo de libros matemáticos, Clara acepto la oferta.
Ahora cada vez que hace un libro piensa en Sara lo mucho que la ayudo aprender matemáticas

Fin!
Alexandra Gallart
1r D eso

Conchi Hito ha dit...

Molt bé Jordi i Alexandra! M'han agradat els vostres contes (però cal que reviseu les faltes, jeje).

Bon cap de setmana matemàtic!

kamello j [apodo] ha dit...

tio tens faltes ,però chaval ets un crak potser tel copio kuan estigui corretgit ets el millor!!!
no tel copio perque es llarg k sinó... ai wnu paru ka sino maburrexu.

joana sadurní ha dit...

Àlex, molt guai el teu conte...està molt bé!!!Tens molta imaginació (però també tens imaginació en la ortografia) {jujuju}
Juany

joana(P) i mireia ha dit...

molt bé alexandra, el conte ens ha agredat molt, però hauria sigu més mako si s'haguessin enamorat jejeje

qins finals + "matemàtics" ehhhh!!!!

felicitats


mireia montaner i joana pinyol

marc ha dit...

tots els contes estan currats pero
espereu a que escrigui el meu k us
petareu el cul

foix ha dit...

son molt bons aquests contes!!!!!!!!!!!!!!!

Martí Roig Lafon ha dit...

L’assassinat al carrer nord
(Martí Roig Lafon)

El dia 27 de maig del 1998 es va produir un assassinat al número 25 i al 5è 1a. Aquest dia van assassinar a un home que es deia Gerard i que tenia 39 anys, tenia un fill que es deia Ton i la seva dona Josefina.

Aquell dia, abans d’anar a sopar, el Gerard estava sol a casa, diuen que va ser l’hora de l’assassinat, a les 7:30, quan la mare i el nen van tornar a casa se’l van trobar mort a la banyera, però l’assassí havia deixat un paperet a sobre del mort, que hi posava això:

5727 3945 6645361563 516315 394527 391557 21153960 1563 1215 6615422754 1215393 3 363 393601527723 2445543 516315 3543 3 363 48363813 93603366342843.

Van trucar a un detectiu, després de trucar a la policia. El detectiu s’ho va estar pensant tot el dia i al final va veure que aquells números tenien una relació, els números representaven les lletres de l’abecedari així la A era el número 3 i anava sumant de tres en tres fins arribar al 81 (que es la Ç) i el 84 que era la Y, quan va acabar de desxifrar el codi el detectiu els hi va dir que deia això:

“Si no voleu que mori més gent, heu de venir demà a la mateixa hora a la plaça Catalunya.”

Quan ho va acabar de llegir, el detectiu va dir que aniria amb ells a la plaça Catalunya.

Va arribar el dia següent i van anar a la plaça Catalunya i es van trobar un home tot vestit de negre que els va dir:

- Ja heu vingut, eh! Doncs ara, si no voleu que exploti aquesta bomba, heu de resoldre aquesta operació.

La operació era: [12 x 24 + (12 + 19)] x 14.

Però el problema era que tots dos, mare i fill, no sabien gaires matemàtiques. Van intentar de resoldreu:
- primer la suma,
- no, no la multiplicació,
- el que hi ha dins els parèntesis,
- què dius, primer els claudàtors,
Crec que ja ho tenim, va murmurar en Ton, però quan li anaven a dir, una resposta malament, el detectiu els hi va dir d’amagat i en veu baixa la resposta correcta: 4466, i la van encertar.
Va ser així com policies, detectius i parents, gràcies a les matemàtiques van poder atrapar al dolent.


FI

soniiaa ( 2nC) ha dit...

olaa!
jajj
son mol bonS elS contes..stan muL curratS...jiji
apaa dnS averaa si en feu mes nuu?? jeje
apaa adw!!

(e fet faltes pero buenu xD)

Ernest (1r D) ha dit...

eiii jajaj

soc l'ernee jeje
mol currats els contess eee..

ioo encara no le cumençatx

buenuu sobretot el del marti jajaj


kina imaginacio..


att; ernee

Conchi Hito ha dit...

El Martí Roig ens diu:

En el missatge xifrat en lloc del número 394527 ha de posar 39455427 i a més sobren dos números. (A veure qui els troba, jajajaja)

Paula i Esther 1rESOB ha dit...

hola, som la paula i la esther de 1rB

ens agrada molt tots els contes, pero encara ens agrada mes el del assessinat!
avera si ens be alguna idea x fe el nostre ee¡¡¡

peroo no te'l pendreM! xD

petonets!!

VISCA 1rB

Anònim ha dit...

La Sarah i la seva història amb les matemàtiques (Gisela)

Em dic Sarah i visc en un poble petit de 638 persones. Però des de fa poc al carrer i passeja menys gent, a l’escola falten nens/es, les botigues estan tancades, encara que una d’elles no m’estranya ja que molta gent hi anava a comprar i no pagava. La meva àvia diu que això es el temps d’hivern, que la gent te mandra de sortir de casa. Però jo penso que hi ha gat amagat. U hauré d’esbrinar o trobo massa estrany.
E posat cartells per tot el poble posant per tot arreu que si algú em podia ajudar a esbrinar el que passa. A la tarda, tornant de l’escola, vaig trobar una carta al carrer però s’havia de desxifrar, era una carta molt estranya, posava:

10·2+3·6=
.
50:2 +5=
.
(4+2)·6+2=
.


4·8-2·13=
69:3-(45-24)=
(6+7)·2=
(43-21)+(33-25)=
4·7+(9-5):16=
2·[8:4+(35-26)]=
13:13+(5-4)=
(20-13)+(24-13)·2=

Sort, vaig pensar, ja que a matemàtiques aquesta setmana havíem repassat la jerarquia. Quan vaig acabar les operacions em a sortir:

38 . 30 . 38 . 6 2 26 32 2 22 2 36

Al cap de molt rumiar vaig entendre de que si divideixes els nombres entre dos, dona el numero de la lletra en l’abecedari. Així que fent això em va sortir la següent frase:

S. O. S CAMPANAR

Algú deu estar empresonat al campanar de l’església. En poc temps vaig haver trucat a la guàrdia civil i els hi vaig explicar el que m’havia passat, van arribar de seguida. Es van mirar la nota amb les operacions i al cap de poc van fer que si amb el cap mútuament, els vaig guiar fins a l’església i vam començar a pujar l’escalinata del campanar fins que vam topar amb una porta vella de fusta. Els policies la van tirar a terra d’un cop.... grans, petits, rics, pobres... Ens miraven tristos i a la vegada agraïts. El més jove es va aixecar, semblava que havia sigut l’últim tancat al campanar, es va acostar a nosaltres i va dir.
- Heu llegit la meva nota l’heu llegit! El senyor Francesc del quiosc ens ha tancat aquí perquè no li havíem pagat, en realitat o aviem apuntat i ho aniríem a pagar més tard però...
S’avia desmaiat, per la falta d’aliment i de beguda. Però tampoc no hagués calgut que acabes la frase. Els policies van anar al quiosc del senyor Francesc per detenir-lo, mentre que jo trucava a l’ambulància perquè s’emportés tota la gent d’allà i els i fessin una revisada.

Ara al cap de deu anys me fet professora de matemàtiques, les aprecio des de que vaig salvar al meu poble de la mort, i de tant en tant els hi continuo explicant la meva història amb les matemàtiques i així motivar-los encara més.

Conchi Hito ha dit...

Mot bé Gisela. Quin conte!

Ángeles Méndez ha dit...

Corrección del cuento, La guerra de las matemáticas,de Jordi Bausa 1ºD,Jordi Bausa ha dit...
La guerra de les matemáticas. (Jordi Bausa León 1º D)


Hola, ahora os explicaré una historia o, mejor dicho, un sueño que le pasó a un amigo mío, Andrew.
Un día, concretamente, un lunes a segunda hora; nos tocaba mates, a todos nos gustaba las mates pero, Andrew las odiaba, no soportaba las matemáticas, y poco a poco se iba durmiendo, más y más profundamente. De repente, apareció en un mundo nuevo; todo estaba hecho con números: los bancos, las farolas... hasta las nubes y la lluvia. Pero todo lo bueno tiene algo malo, este extraño mundo estaba dividido en dos partes.
Una parte tenía una torre muy alta. Andrew se dirigió allí para ver qué pasaba, subió a lo alto de la torre, y vio en una especie de altar algo parecido a un número, era un ocho al revés. Fue a la otra torre y se sorprendió mucho porque la torre estaba dentro de la tierra; Andrew, tímidamente preguntó:
-Por favor, ¿ me puede decir alguien qué pasa?
-¿No lo ves?... Que estamos en guerra, muchacho. ¡Que los números enteros quieren dominar el mundo! Si perdemos desapareceremos y por eso estamos en guerra.
Andrew fue a la otra torre. Cuando estaba en lo alto dijo:
-¿Por qué estáis en guerra?
-¡ Porque los números negativos quieren apoderarse del mundo!
Andrew, un poco asustado, bajó de la torre y se dijo a sí mismo:
-Los dos números dicen lo mismo del otro.
Entonces vio a Isaac Newton, a Arquímedes, a Galileo y a Albert Einstein y les preguntó:
-¿Qué hacéis aquí?
-¿No lo ves, muchacho? Los números naturales nos han encerrado aquí por haber inventado a los números negativos.
-Ya lo entiendo. ¿Os puedo ayudar a salir?
- Sí que puedes -dijo Arquímedes.
-Empuja este barrote -dijo Arquímedes mientras señalaba un barrote.
Andrew empujó con todas sus fuerzas y¡ zas!... el barrote se rompió y todos salieron.
-¡Rápido, solucionemos este lío! -dijo Andrew.


Entonces, se dirigieron hacia la torre negativa, ésta estaba totalmente vigilada, pero a Andrew se le ocurrió un plan:
-Podemos escalar -pensó.
-No, ¡ hay que luchar! -dijo Galileo.
Lucharon duramente pero los guardias les encerraron en un agujero.
-Venga, pensad un poco, ¡ sois los mejores matemáticos del mundo!
-¡Ah! Tengo una idea -dijo Newton.
Pero en ese momento, todo se paró y apareció una luz que se les iba acercando cada vez más. Era Hipatia. Ésta les dijo:
-Tenéis que hacer que los dos “reyes” se junten para activar el escudo de emergencia.
-¿Por qué? -preguntó Andrew.
-Eso lo descubrirás tú mismo -contestó ella.
Entonces Hipatia desapareció entre las sombras. Einstein se acordó de un túnel secreto, empujó una piedra y un túnel apareció al momento.
Siguieron el túnel; primero a la derecha, después a la izquierda... al final salieron. Andrew vio en el suelo un diario, decía lo siguiente: “Descenso y choque inmediato de un gran meteorito”
Todos se quedaron de piedra mientras Andrew lo explicaba.
- Nos dividiremos en dos grupos: Newton y Arquímedes iréis a la torre positiva y Galileo, Einstein y yo a la torre negativa, -dijo Andrew, un poco asustado.
Así lo hicieron pero cayeron en una especie de túnel sin fin, era como un tobogán larguísimo, parecía de hielo; al finalizar el tobogán leyeron atónitos en una pared:
“Yendo yo para Villavieja
me crucé con siete viejas
cada vieja llevaba siete sacos
cada saco siete ovejas
¿Cuántas viejas y ovejas iban para Villavieja?”
Andrew y todos los presentes lo pensaron varias veces……
Al fin -dijo Newton:
-Era yo el que iba para Villavieja y no las siete viejas.
Entonces se abrió una puerta, y aparecieron unos contadores donde se podía leer “escudo”. Andrew activó los mandos y un campo de fuerza apareció de la nada.
Todos estaban contentísimos porque ahora el mundo ya no sería destruido por el meteorito. Pero aún no podían cantar victoria ya que el meteorito era más grande de lo que habían pensado y cuando chocó contra el campo de fuerza, no se sabía si el escudo podría aguantar más tiempo. De repente, todos cayeron otra vez en el mismo agujero o quizás se trataba de otro, porque en éste no había una puerta sino unas burbujas; cuatro en total, para ser más exactos. En la primera ponía, Paréntesis; en la segunda, Potencias y raíces; en la tercera, Multiplicaciones y divisiones y, en la última, Sumas y restas.
Nadie sabía qué era esa especie de burbujas. Cada uno de nosotros fue entrando en una, menos Einstein. Newton entró en la primera y vio cuatro burbujas más.
-¿Dónde entro? -se preguntaba.
Arquímedes iba entrando en la segunda burbuja pero quedó atrapado entre las raíces.
Galileo entró en la tercera burbuja y en una parte de la esfera superior de ésta ponía:
-¿Qué tiene que hacerse primero, las sumas o las multiplicaciones?
A continuación, Andrew entró en la cuarta burbuja y vio la siguiente operación:
5•5(22-(15-6•2))=
Andrew no la entendía .
Por último, Newton entró en la burbuja número uno pero había dos burbujas más:
Entró en la número tres y el meteorito se hizo un poco más pequeño. Newton salió con Einstein.
Galileo dijo rotundamente:
-¡Primero se hacen las multiplicaciones!
Acto seguido, la pared se rompió en mil pedazos y el meteorito se hizo aún mucho más pequeño y, en un abrir y cerrar de ojos, Galileo se encontró nuevamente con los demás. Andrew no lo tenía tan fácil.
-¡Ya lo tengo! -dijo. Anotó en suelo como pudo lo siguiente: 5•5(22-(15-6•2))= 5•5(22-(15-12))= 5•5(22-(3))= 5•5(22-3)= 5•5-19= 25-19=6
En ese mismo instante, él también se reunió con los demás y, por el camino, reían y se alegraban. Andrew, finalmente, salió ya que todas las burbujas explotaron y el meteorito desapareció totalmente. Todos se pusieron contentísimos…
-Andrew, Andrew despierta -oyó.
-¿Qué, qué pasa?
- ¡Que te has quedado dormido otra vez, bobo!

Teresa Jimenez ha dit...

La guerra de los números(Teresa Jimenez Poch 1ºD)


Era martes, 13 si no recuerdo mal. Yo era un vagabundo, todo lo que tenía era mi vieja ropa y una manta que mas que una manta era un gran agujero en un trozo de tela. Vivía medio perdido en las calles de Londres ¿mi hogar? Una vieja caja de cartón en un callejón sin salida i mi compañero, un viejo vagabundo consumido por la tristeza, la soledad i la pobreza.
Os preguntareis que hice antes de caer en la pobreza, ¿no? pues fui matemático; un matemático de mucha reputación y en aquellos momentos trabajaba en la jerarquía de operaciones, hasta entonces me había dedicado a los números naturales pero vi que nunca tendría un brillante futuro si continuaba buscando el número natural mas grande del mundo, porque pensé que podría haber muerto y ni siquiera haberlo intuido. La misma razón que me impulsó a dejar de estudiar los números naturales fue la que hizo dedicarme a la jerarquía, que por supuesto tenía más futuro.
La jerarquía consiste en el orden en que deben realizarse las operaciones; lo que yo no acababa de entender era el porqué de aquel orden en las operaciones y no ¿otro mucho mas lógico?
Esta pregunta me rondó por la cabeza durante meses, hasta que un día tuve un sueño que me conduciría a la respuesta.
Era una noche fría de otoño yo estaba en mi casa viendo a la gente pasar, por la calle y a nadie parecía importarle mucho que les observaran, porque yo estaba mirando a una vieja señora cuando empecé a sumergirme en mis pensamientos hasta que caí profundamente dormido, de pronto me encontré en medio de una gran guerra, lo extraño era que los soldados no eran ni más ni menos que operaciones ¡¡matemáticas!!
Pregunté al que parecía ser el cabecilla de uno de los lados, porqué se peleaban entre ellos y él me contestó que era por culpa de la maldita manía que tenían los humanos de ordenarlos de una forma en concreto, y por importancia según la función que hacían, le dije que esa era la tontería mas grande por la que podían pelearse, pero el me dijo que no porque según la importancia que te daban los humanos pertenecías a una clase social diferente:
Los paréntesis pertenecían a la clase alta claro, las potencias i raíces clase media-alta, la multiplicaciones y divisiones clase media y las sumas y restas clase baja.



Ahora lo entendía todo, se peleaban por el orden de jerarquía de operaciones, y pensaban que era estúpido y no estaban de acuerdo; por eso decidí acabar con esa guerra i que vieran que ese orden no era inútil.
Decidí ir a ver a sus superiores, supuse que los civiles entenderían mi explicación y convencerían a los soldados para que acabasen con esa guerra inútil.
Y me dirigí hacia la capital, una vez allí reuní en el parlamento a todos los representantes de cada operación matemática, y les expliqué porque era absurda su guerra, les dije que todo orden tiene un sentido y que si no lo conserváramos habría una gran crisis, porque aquel orden estaba hecho por algún motivo, si no, no estaría.
Les expliqué que era muy importante seguir el orden porque si no, no podríamos hacer las operaciones bien y que no era igual que primero se multiplicara y después se restara, que que primero se hiciera la resta y luego la multiplicación; por eso les puse un ejemplo:
10 • 5+6-[6+9-(7-5)] •6=22, pero en cualquier otro orden seguro que no daría el mismo resultado, por eso era importante ese orden.
Aunque me pareció que los había convencido, no me dieron en ningún momento la razón, y continuaron actuando igual.
Al final se acabo la guerra y yo desperté de mi sueño.
En ese mismo momento me dije, este sueño se lo tengo que contar a alguien quizás signifique algo…
Me dirigí a la academia de matemáticas lo mas rápido que pude i les conté mí sueño ¿el problema? no me creyeron, me tomaron por loco y me expulsaron del mundo de las matemáticas, y esta es la historia de como llegué a este callejón sin salida.


FIN

Conchi Hito ha dit...

Hola Teresa,

cada cop m'impressioneu més amb els vostres contes!

Eduard ha dit...

Déu n'hi do, com treballeu.
Si més endavant en voleu publicar algun en paper (per exemple a la revista Eskerda)i necessiteu alguna il·lustració per acompanyar-lo, podeu comptar amb mi.

Eloi ha dit...

Eii!!
Martí!!!!!! ets el pu... amu.
de on as tret les idees?
segur ke u as tret de internet, eh?
jeje ke kabron!!
bueno... segueix aixi arribaras molt lluny.
dew

Ángeles Méndez ha dit...

Corrección del cuento,Clara y las matemáticas, de Alexandra Gallart 1ºD.
Había una vez en una escuela un niño que se llamaba Jorge, todas las chicas de aquel instituto iban detrás de él porque era el chico más guapo que habían visto jamás.
Una de ellas se llamaba Clara.
Era de pelo largo y castaño, con los ojos azules…
Pero Clara no sabía qué hacer para que Jorge se fijara en ella, así que se recogió el pelo y se compró ropa nueva.
Ella lo sabía todo de Jorge; sabía que le encantaban las matemáticas y que le gustaba jugar al fútbol, que su color preferido era el azul y su número el 26…
Clara odiaba las matemáticas, éstas eran su peor asignatura porque siempre, siempre, siempre, suspendía matemáticas.
Tenía que hacer lo que fuera para que Jorge le dijera algo, y fuera su amigo.
Ella pidió a su madre que viniera a casa una persona para que le enseñara matemáticas.
Su madre, asombrada de lo que le dijo, no lo pensó dos veces y buscó a alguien que pudiera hacerlo.
Al cabo de una semana encontraron una chica de 1º de Bachillerato, se llamaba Sara.
Un lunes, Sara fue a casa de Clara y se hicieron muy amigas.
Ella le explicó a Sara por qué quería aprender matemáticas y Sara enseñó lo máximo que pudo para que Clara aprendiera.
Durante un mes seguido Sara estuvo insistiendo mucho: 4x5, 6x9, 9x9…
Luego llegaron las vacaciones de verano.
Clara estaba preocupada porque durante mucho tiempo no vería a Jorge pero se enteró de que él iba al mismo campamento que ella y se puso muy contenta…
Llegaron las vacaciones y Clara fue de campamento.
Allí se encontró con sus amigas y con Jorge.
Un día le pidieron que hiciera unas divisiones y unas multiplicaciones , para ella eran muy difíciles pero no quería quedar en ridículo delante de Jorge y en aquel momento y ante el papel, pensó en todo lo que le había enseñado Sara.
-Em…. pensó Clara
-= 81… pues será…
- 9x9 -contestó.
La monitora del campamento dijo que sí, que acertó y Clara se puso muy contenta porque todas las personas que estaban allí la aplaudieron y la felicitaron.
Cuando estaban en el patio Jorge se acercó a ella y le dijo:
- Lo has hecho muy bien, Clara.
Al llegar a casa fue corriendo hacia el teléfono para llamar a Sara y explicarle lo que había pasado.
Su madre se puso, también, tan contenta que le regaló un gato al que Sara le llamó “ Mates”.
Al cabo de unos días, una amiga de Clara, María, la llamó diciéndole que
Jorge, en el campamento, se había enamorado de una chica llamada Nadia.
Clara se llevó un disgusto enorme, se fue corriendo hacia su habitación, pensó
que todo lo que había hecho por Jorge no le había servido de nada...
Decidió olvidarse de él.
Pensó que ya encontraría a otro chico más guapo y que eso no era lo más importante en su vida.
Al cabo de muchos años, cuando Clara ya se hizo mayor, buscó trabajo, la contrataron en una editorial.
La pusieron en el sector de libros de matemáticas y aceptó de buen grado.
Ahora, cada vez que recopila un libro, piensa en Sara y en lo mucho que le ayudó aprender matemáticas con ella.

Había una vez en una escuela un niño que se llamaba Jorge, todas las chicas de aquel instituto iban detrás de él porque era el chico más guapo que habían visto jamás.
Una de ellas se llamaba Clara.
Era de pelo largo y castaño, con los ojos azules…
Pero Clara no sabía qué hacer para que Jorge se fijara en ella, así que se recogió el pelo y se compró ropa nueva.
Ella lo sabía todo de Jorge; sabía que le encantaban las matemáticas y que le gustaba jugar al fútbol, que su color preferido era el azul y su número el 26…
Clara odiaba las matemáticas, éstas eran su peor asignatura porque siempre, siempre, siempre, suspendía matemáticas.
Tenía que hacer lo que fuera para que Jorge le dijera algo, y fuera su amigo.
Ella pidió a su madre que viniera a casa una persona para que le enseñara matemáticas.
Su madre, asombrada de lo que le dijo, no lo pensó dos veces y buscó a alguien que pudiera hacerlo.
Al cabo de una semana encontraron una chica de 1º de Bachillerato, se llamaba Sara.
Un lunes, Sara fue a casa de Clara y se hicieron muy amigas.
Ella le explicó a Sara por qué quería aprender matemáticas y Sara enseñó lo máximo que pudo para que Clara aprendiera.
Durante un mes seguido Sara estuvo insistiendo mucho: 4x5, 6x9, 9x9…
Luego llegaron las vacaciones de verano.
Clara estaba preocupada porque durante mucho tiempo no vería a Jorge pero se enteró de que él iba al mismo campamento que ella y se puso muy contenta…
Llegaron las vacaciones y Clara fue de campamento.
Allí se encontró con sus amigas y con Jorge.
Un día le pidieron que hiciera unas divisiones y unas multiplicaciones , para ella eran muy difíciles pero no quería quedar en ridículo delante de Jorge y en aquel momento y ante el papel, pensó en todo lo que le había enseñado Sara.
-Em…. pensó Clara
-= 81… pues será…
- 9x9 -contestó.
La monitora del campamento dijo que sí, que acertó y Clara se puso muy contenta porque todas las personas que estaban allí la aplaudieron y la felicitaron.
Cuando estaban en el patio Jorge se acercó a ella y le dijo:
- Lo has hecho muy bien, Clara.
Al llegar a casa fue corriendo hacia el teléfono para llamar a Sara y explicarle lo que había pasado.
Su madre se puso, también, tan contenta que le regaló un gato al que Sara le llamó “ Mates”.
Al cabo de unos días, una amiga de Clara, María, la llamó diciéndole que
Jorge, en el campamento, se había enamorado de una chica llamada Nadia.
Clara se llevó un disgusto enorme, se fue corriendo hacia su habitación, pensó
que todo lo que había hecho por Jorge no le había servido de nada...
Decidió olvidarse de él.
Pensó que ya encontraría a otro chico más guapo y que eso no era lo más importante en su vida.
Al cabo de muchos años, cuando Clara ya se hizo mayor, buscó trabajo, la contrataron en una editorial.
La pusieron en el sector de libros de matemáticas y aceptó de buen grado.
Ahora, cada vez que recopila un libro, piensa en Sara y en lo mucho que le ayudó aprender matemáticas con ella.

Había una vez en una escuela un niño que se llamaba Jorge, todas las chicas de aquel instituto iban detrás de él porque era el chico más guapo que habían visto jamás.
Una de ellas se llamaba Clara.
Era de pelo largo y castaño, con los ojos azules…
Pero Clara no sabía qué hacer para que Jorge se fijara en ella, así que se recogió el pelo y se compró ropa nueva.
Ella lo sabía todo de Jorge; sabía que le encantaban las matemáticas y que le gustaba jugar al fútbol, que su color preferido era el azul y su número el 26…
Clara odiaba las matemáticas, éstas eran su peor asignatura porque siempre, siempre, siempre, suspendía matemáticas.
Tenía que hacer lo que fuera para que Jorge le dijera algo, y fuera su amigo.
Ella pidió a su madre que viniera a casa una persona para que le enseñara matemáticas.
Su madre, asombrada de lo que le dijo, no lo pensó dos veces y buscó a alguien que pudiera hacerlo.
Al cabo de una semana encontraron una chica de 1º de Bachillerato, se llamaba Sara.
Un lunes, Sara fue a casa de Clara y se hicieron muy amigas.
Ella le explicó a Sara por qué quería aprender matemáticas y Sara enseñó lo máximo que pudo para que Clara aprendiera.
Durante un mes seguido Sara estuvo insistiendo mucho: 4x5, 6x9, 9x9…
Luego llegaron las vacaciones de verano.
Clara estaba preocupada porque durante mucho tiempo no vería a Jorge pero se enteró de que él iba al mismo campamento que ella y se puso muy contenta…
Llegaron las vacaciones y Clara fue de campamento.
Allí se encontró con sus amigas y con Jorge.
Un día le pidieron que hiciera unas divisiones y unas multiplicaciones , para ella eran muy difíciles pero no quería quedar en ridículo delante de Jorge y en aquel momento y ante el papel, pensó en todo lo que le había enseñado Sara.
-Em…. pensó Clara
-= 81… pues será…
- 9x9 -contestó.
La monitora del campamento dijo que sí, que acertó y Clara se puso muy contenta porque todas las personas que estaban allí la aplaudieron y la felicitaron.
Cuando estaban en el patio Jorge se acercó a ella y le dijo:
- Lo has hecho muy bien, Clara.
Al llegar a casa fue corriendo hacia el teléfono para llamar a Sara y explicarle lo que había pasado.
Su madre se puso, también, tan contenta que le regaló un gato al que Sara le llamó “ Mates”.
Al cabo de unos días, una amiga de Clara, María, la llamó diciéndole que
Jorge, en el campamento, se había enamorado de una chica llamada Nadia.
Clara se llevó un disgusto enorme, se fue corriendo hacia su habitación, pensó
que todo lo que había hecho por Jorge no le había servido de nada...
Decidió olvidarse de él.
Pensó que ya encontraría a otro chico más guapo y que eso no era lo más importante en su vida.
Al cabo de muchos años, cuando Clara ya se hizo mayor, buscó trabajo, la contrataron en una editorial.
La pusieron en el sector de libros de matemáticas y aceptó de buen grado.
Ahora, cada vez que recopila un libro, piensa en Sara y en lo mucho que le ayudó aprender matemáticas con ella.

Había una vez en una escuela un niño que se llamaba Jorge, todas las chicas de aquel instituto iban detrás de él porque era el chico más guapo que habían visto jamás.
Una de ellas se llamaba Clara.
Era de pelo largo y castaño, con los ojos azules…
Pero Clara no sabía qué hacer para que Jorge se fijara en ella, así que se recogió el pelo y se compró ropa nueva.
Ella lo sabía todo de Jorge; sabía que le encantaban las matemáticas y que le gustaba jugar al fútbol, que su color preferido era el azul y su número el 26…
Clara odiaba las matemáticas, éstas eran su peor asignatura porque siempre, siempre, siempre, suspendía matemáticas.
Tenía que hacer lo que fuera para que Jorge le dijera algo, y fuera su amigo.
Ella pidió a su madre que viniera a casa una persona para que le enseñara matemáticas.
Su madre, asombrada de lo que le dijo, no lo pensó dos veces y buscó a alguien que pudiera hacerlo.
Al cabo de una semana encontraron una chica de 1º de Bachillerato, se llamaba Sara.
Un lunes, Sara fue a casa de Clara y se hicieron muy amigas.
Ella le explicó a Sara por qué quería aprender matemáticas y Sara enseñó lo máximo que pudo para que Clara aprendiera.
Durante un mes seguido Sara estuvo insistiendo mucho: 4x5, 6x9, 9x9…
Luego llegaron las vacaciones de verano.
Clara estaba preocupada porque durante mucho tiempo no vería a Jorge pero se enteró de que él iba al mismo campamento que ella y se puso muy contenta…
Llegaron las vacaciones y Clara fue de campamento.
Allí se encontró con sus amigas y con Jorge.
Un día le pidieron que hiciera unas divisiones y unas multiplicaciones , para ella eran muy difíciles pero no quería quedar en ridículo delante de Jorge y en aquel momento y ante el papel, pensó en todo lo que le había enseñado Sara.
-Em…. pensó Clara
-= 81… pues será…
- 9x9 -contestó.
La monitora del campamento dijo que sí, que acertó y Clara se puso muy contenta porque todas las personas que estaban allí la aplaudieron y la felicitaron.
Cuando estaban en el patio Jorge se acercó a ella y le dijo:
- Lo has hecho muy bien, Clara.
Al llegar a casa fue corriendo hacia el teléfono para llamar a Sara y explicarle lo que había pasado.
Su madre se puso, también, tan contenta que le regaló un gato al que Sara le llamó “ Mates”.
Al cabo de unos días, una amiga de Clara, María, la llamó diciéndole que
Jorge, en el campamento, se había enamorado de una chica llamada Nadia.
Clara se llevó un disgusto enorme, se fue corriendo hacia su habitación, pensó
que todo lo que había hecho por Jorge no le había servido de nada...
Decidió olvidarse de él.
Pensó que ya encontraría a otro chico más guapo y que eso no era lo más importante en su vida.
Al cabo de muchos años, cuando Clara ya se hizo mayor, buscó trabajo, la contrataron en una editorial.
La pusieron en el sector de libros de matemáticas y aceptó de buen grado.
Ahora, cada vez que recopila un libro, piensa en Sara y en lo mucho que le ayudó aprender matemáticas con ella.

Había una vez en una escuela un niño que se llamaba Jorge, todas las chicas de aquel instituto iban detrás de él porque era el chico más guapo que habían visto jamás.
Una de ellas se llamaba Clara.
Era de pelo largo y castaño, con los ojos azules…
Pero Clara no sabía qué hacer para que Jorge se fijara en ella, así que se recogió el pelo y se compró ropa nueva.
Ella lo sabía todo de Jorge; sabía que le encantaban las matemáticas y que le gustaba jugar al fútbol, que su color preferido era el azul y su número el 26…
Clara odiaba las matemáticas, éstas eran su peor asignatura porque siempre, siempre, siempre, suspendía matemáticas.
Tenía que hacer lo que fuera para que Jorge le dijera algo, y fuera su amigo.
Ella pidió a su madre que viniera a casa una persona para que le enseñara matemáticas.
Su madre, asombrada de lo que le dijo, no lo pensó dos veces y buscó a alguien que pudiera hacerlo.
Al cabo de una semana encontraron una chica de 1º de Bachillerato, se llamaba Sara.
Un lunes, Sara fue a casa de Clara y se hicieron muy amigas.
Ella le explicó a Sara por qué quería aprender matemáticas y Sara enseñó lo máximo que pudo para que Clara aprendiera.
Durante un mes seguido Sara estuvo insistiendo mucho: 4x5, 6x9, 9x9…
Luego llegaron las vacaciones de verano.
Clara estaba preocupada porque durante mucho tiempo no vería a Jorge pero se enteró de que él iba al mismo campamento que ella y se puso muy contenta…
Llegaron las vacaciones y Clara fue de campamento.
Allí se encontró con sus amigas y con Jorge.
Un día le pidieron que hiciera unas divisiones y unas multiplicaciones , para ella eran muy difíciles pero no quería quedar en ridículo delante de Jorge y en aquel momento y ante el papel, pensó en todo lo que le había enseñado Sara.
-Em…. pensó Clara
-= 81… pues será…
- 9x9 -contestó.
La monitora del campamento dijo que sí, que acertó y Clara se puso muy contenta porque todas las personas que estaban allí la aplaudieron y la felicitaron.
Cuando estaban en el patio Jorge se acercó a ella y le dijo:
- Lo has hecho muy bien, Clara.
Al llegar a casa fue corriendo hacia el teléfono para llamar a Sara y explicarle lo que había pasado.
Su madre se puso, también, tan contenta que le regaló un gato al que Sara le llamó “ Mates”.
Al cabo de unos días, una amiga de Clara, María, la llamó diciéndole que
Jorge, en el campamento, se había enamorado de una chica llamada Nadia.
Clara se llevó un disgusto enorme, se fue corriendo hacia su habitación, pensó
que todo lo que había hecho por Jorge no le había servido de nada...
Decidió olvidarse de él.
Pensó que ya encontraría a otro chico más guapo y que eso no era lo más importante en su vida.
Al cabo de muchos años, cuando Clara ya se hizo mayor, buscó trabajo, la contrataron en una editorial.
La pusieron en el sector de libros de matemáticas y aceptó de buen grado.
Ahora, cada vez que recopila un libro, piensa en Sara y en lo mucho que le ayudó aprender matemáticas con ella.

Ernest 1r D ha dit...

NIT DE REIS



-Què és això? – deia el Pare Noel

-Això? Miri. En un partit de futbol, com li deia, és molt difícil marcar un gol. A més els davanters perden l'ocasió de marcar un gol perquè, com ells diuen, moltes vegades es queden sense angle davant la porteria.

-I què? Va preguntar en Pare Noel, que no entenia res.

-Miri atentament la figura que li he dibuixat i contesti a aquesta pregunta: Des de quina posició C, D o I es veu la porteria amb un angle major?

En aquest moment va arribar el be rostit que havien demanat per a sopar i el problema, per a sort de Pare Noel, es va quedar sense resoldre sobre la taula, encara que era un problema molt senzill. Després de les postres i abans de posar-se de nou en camí, va anar Pare Noel el qual va proposar un problema, aquest alguna cosa més complicat.

-Bé, ja que m'ha posat vostè un problema referent a l'absurd joc del futbol?

-Que no ha sabut resoldre? ?va dir Melchor aquesta vegada, exhibint un somriure maliciós.

Com els deia -va dir, amb to enojado, Pare Noel mirant de reüll a Melchor i acceptant la copa d'aiguardent que li servia el Rei Baltasar amb el pretext que haurien de preparar-se per a combatre el fred de la nit- el Beisbol és un joc complicat i cerebral, fins i tot, diuen, massa cerebral per als europeus. Aquesta, bé, està bé, no m'interrompin i deixin-me continuar ?i va calmar amb un gest de la mà als tres que li escoltaven- El Beisbol és un joc geomètric en el qual tot està mesurat i en el qual l'estudi dels moviments i les carreres és clau per a la victòria. Mirin, mirin.

I aquesta vegada va ser ell el qual va traçar en un paper un cercle també amb una sèrie de rectes i lletres. I va posar el dibuix davant els tres comensals.



Davant el silenci dels Reis Mags, Papà Noel va explicar:

-Com poden veure, les rectes AB i AC són tangentes al cercle. I l'angle BAC és de 50º.

-Doncs sí, ja ho veiem. I què? va preguntar Melchor.

-Doncs que podem considerar el cercle com l'espai de camp útil sobre el qual juguen al beisbol els jugadors. I el vèrtex Al punt des del qual bateja. Així que vostès han de calcular les mesures dels angles del cuadriláter BCDE.

-Per què?

-Bé, primer per a saber resoldre el problema amb les dades que els he donat i després per a saber que una vegada resolt el problema sabríem dades que influirien en la consecució de les carreres.

-Quines coses! va exclamar Melchor, sospirant.

-Sí, dissimuli. El que passa és que no sap fer el problema ni comprèn la idiosincràsia del beisbol.

-Anem, anem, deixem-nos de jocs i posem-nos en marxa que tenim molta feina. Sembla que ens oblidem que és la Nit de Reis-va dir Baltasar.

De nou en marxa, la caravana es va aproximar a un poble. A l'avistar les primeres llums, el Rei Melchor, que anava al capdavant, va donar el senyal d'alt detenint el seu dromedari. Com sempre feien a l'arribar a una població en la qual tenien a nens esperant els seus regals, els Reis Mags feien una parada per a seleccionar els regals demanats, els carregaven en tres enormes sacs i s'apropaven en silenci a les cases ells sols muntats en els seus dromedaris, mentre que els ajudants, amb la resta de la caravana romania a l'espera. Pare Noel va repassar la seva llista d'encàrrecs, comprovant que en aquell poble no havia de fer cap lliurament, encara que es va unir als tres reis per a veure els seus mètodes de treball.

A l'arribar els quatre davant les primeres cases van decidir deixar, com feien sempre, les seves dromedaris en un prat proper, perquè esperessin pastant. Però com aquella nit, a pesar que ja no nevava, començava a aixecar-se torb, li van demanar a Pare Noel, ja que ell no tenia repartiment, que es quedés en el prat amb els dromedaris, no fos que s'espantessin. Pare Noel va accedir a fer-los el favor com resposta al li havien fet a ell i va veure com els Reis Mags s'allunyaven carregant els seus grans sacs cap al primer carrer del poble. Una vegada a soles i per a entretenir-se, va observar atentament el prat en el qual ja pastaven els quatre dromedaris. Afortunadament, després de les nevades de dies anteriors, la nit estava buidada i la lluna brillava il·luminant el prat el suficient com perquè Pare Noel es pogués fer idea de les seves dimensions. I ho va recórrer a grans passes, anant i venint i prenent notes en un quadern. I així el van trobar els Reis Mags al tornar, una vegada acabat el repartiment de joguines i regals.

-Què fa? ?va preguntar Melchor.

-Uns càlculs.

-Doncs deixi's de càlculs i pujem als dromedaris quant més abans millor. Tinc els peus gelats,va proposar Melchor.

-Doncs de dromedaris es tracta -va dir Papà Noel.

I davant la cara de sorpresa dels reis Mags, va afegir:

-A veure com està el nivell de matemàtiques allà per Orient.

-Doncs estupendament -li va tallar Melchor- Perquè si té vostè idea del que parla sabrà que, precisament els àrabs poden ser considerats i amb raó els divulgadors de la gran Matemàtica en Occident.

-Per no parlar de la numeració, que si no fora per nosaltres en tot Occident seguirien contant amb nombres romans, sense anar més lluny, als nostres dromedaris els contarien així: I, II, III i IV en lloc de 1, 2, 3 i 4. Què li sembla? -va dir aquesta vegada el Rei Gaspar.
-Deixeu-vos de contes i contestin a una pregunta que els vaig a fer després d'observar a els seus quatre dromedaris i el prat en el qual pasten -va contestar Pare Noel, i va afegir:

-He deduït que en aquest prat podríem pasturar els quatre camells? perdó, els quatre dromedaris durant quatre dies, o dos dromedaris durant deu dies, abans que es mengessin tota l'herba. A més, m'he adonat que tots els dromedarios pastan a la mateixa velocitat. Així que, aquí ve la pregunta: Quant temps podríem alimentar a un sol dromedari amb la pastura d'aquest prat?

No se sap si els Reis Mags no van saber o no van voler resoldre el problema plantejat per Pare Noel. Però el que sí se sap és que se'ls estava retardant el lliurament de joguines, van muntar a tota pressa en les seves dromedaris allunyant-se del prat ràpidament.

Conchi Hito ha dit...

Deu-n'hi do, Ernest!

Ricardo Delgado ha dit...

LA CREACIÓN DE LAS MATEMÁTICAS.

Era una vez en la antigüedad, cuando no existían las matemáticas y las consecuencias eran graves, siempre se peleaban, por ejemplo por el precio de los productos, el peso de las cosas, la longitud y la altura, etc. Pero un buen día, en un laboratorio clandestino inventaron unos signos: 1, 2, 3, x, +, =, - , :, etc. Entonces pensaron nombres para los signos como: uno, dos, tres, multiplicación, división, suma, resta, etc...Ese mismo día a la noche, en un canal sin números anunciaron la creación de las matemáticas y, desde ese momento, todo el mundo empezó a usar las matemáticas, en las escuelas, en las oficinas, en todas partes. Pero al cabo de un año los jóvenes se empezaban a aburrir y un buen día, o mal día según se interprete, a las 9 de la noche, los jóvenes escolares que les aburrían las matemáticas, cuando se acostaron a dormir, de sus cuadernos cobraron vida sus matemáticas y se los llevaron en venganza. Pero en todas las casas dejaron una carta que ponía: si quereis que sus almas descansen en paz queremos que nadie nos aborrezca o si no torturaremos sus almas. Bueno, después de la noticia les contestaron con otro pacto: dijeron que en vez de todo el mundo habrá personas que den su vida a las matemáticas y los demás las utilizarán cada día. Entonces y así vivieron en tranquilidad para siempre.

Conchi Hito ha dit...

Vaya cuento de miedo, Ricardo.

peix cru ha dit...

Arribava la festa major de Vilafranca i els administradors volien convidar per Sant Fèlix una colla castellera especial, havien sentit a parlar de la colla X (incògnita) que era una de les millors encara que mai podien acabar el castell, d’aquí venia el seu nom per què no sabien mai qui faria d’enxaneta.S’organitzaven de la manera seguent:dels 10 castellers que tenien,els més forts,els numeros 7, 8, 9, 10, a sota .Eren els més forts i vells ja que no tenien tanta agilitat per pujar,deprés el 3, 4, 5 i finalment el 2 feia d’acotxador.Aquí és on venia sempre el problema per que els faltava un número per acabar de coronar el castell.Un dia un senyor molt llest que va anar a veure com assajaven va pensar que tots eren un sol número però de cop i volta se li va ocorrer que el deu estaba format per dos numeros l’1 i el 0 .El 0 ,ningú mai pensava en ell , però era el número ideal per fer d’anxaneta per què no pesava res .Des d’aquell dia la colla X és la millor.

Ángeles Méndez ha dit...

corrección del cuento,la guerra de los números, de Teresa Jiménez, 1º D.
Era martes 13, si no recuerdo mal. Yo era un vagabundo, todo lo que tenía era mi vieja ropa y una manta que, más que una manta, era un gran agujero en un trozo de tela. Vivía medio perdido en las calles de Londres,¿mi hogar? una vieja caja de cartón en un callejón sin salida y mi compañero, un viejo vagabundo consumido por la tristeza, la soledad y la pobreza.
Os preguntaréis qué hice antes de caer en la pobreza ¿no? pues fui matemático; un matemático de mucha reputación y en aquellos momentos trabajaba en la jerarquía de operaciones; hasta entonces me había dedicado a los números naturales pero vi que nunca tendría un brillante futuro si continuaba buscando el número natural más grande del mundo, porque pensé que, antes de encontrarlo o siquiera intuirlo, yo ya estaría muerto. La misma razón que me impulsó a dejar de estudiar los números naturales fue la que hizo dedicarme a la jerarquía, que por supuesto tenía más futuro.
La jerarquía consiste o establece el orden en que deben realizarse las operaciones; lo que yo no acababa de entender era el porqué de aquel orden fijo en las operaciones y no otro mucho más lógico.
Esta pregunta me rondó por la cabeza durante meses, hasta que un día tuve un sueño que me conduciría a la respuesta:
Era una noche fría de otoño, yo estaba en mi casa viendo a la gente pasar por la calle y a nadie de los que por allí pasaba parecía importarle mucho que les observaran ya que yo estaba mirando fijamente a una vieja señora... fue entonces cuando empecé a sumergirme en mis pensamientos hasta quedar profundamente dormido; de pronto me encontré en medio de una gran guerra, lo extraño era que los soldados no eran ni más ni menos que...¡operaciones ¡¡matemáticas!
Pregunté al que parecía ser el cabecilla de uno de los lados, por qué se peleaban entre ellos y él me contestó que era por culpa de la maldita manía que tenían los humanos de ordenarlos de una determinada forma y también por el grado de importancia según la función que hacían; yo le dije que esa era la tontería más grande por la que podían pelearse, pero él me dijo que no, porque según la importancia que te daban los humanos pertenecías a una clase social diferente.
Los paréntesis pertenecían a la clase alta, claro; las potencias y raíces a la clase media-alta; las multiplicaciones y las divisiones a la clase media, y las sumas y las restas a la clase baja.
Ahora lo entendía todo: se peleaban por el orden de jerarquía de operaciones, pensaban que ese orden era estúpido y no estaban de acuerdo con él. Resolví, entonces, acabar con esa guerra para que vieran que “ese orden” no era inútil.
Decidí ir a ver a sus superiores, supuse que los civiles entenderían mi explicación y convencerían a los soldados para que acabasen con esa guerra o lucha inútil.
Y me dirigí hacia la capital; una vez allí, reuní en el Parlamento a todos los representantes de cada operación matemática y les expliqué por qué era absurda su guerra; les dije que todo orden tiene un sentido y que si no lo conserváramos habría una gran crisis, porque aquel orden estaba hecho por algún motivo, si no, no estaría.
Les expliqué que era muy importante seguir el orden porque si no, no podríamos hacer las operaciones bien y que no era igual que primero se multiplicara y después se restara, así como tampoco era lo mismo el que en primer lugar se hiciera la resta y en segundo lugar la multiplicación; por eso les puse un ejemplo: 10 • 5+6-[6+9-(7-5)] •6=22 , pero en cualquier otro orden seguro que no daría el mismo resultado, por eso era importante ese orden.
Aunque me pareció que los había convencido, no me dieron en ningún momento la razón y continuaron actuando igual.
Al final se acabó la guerra y yo desperté de mi sueño.
En ese mismo momento pensé que lo que había soñado tendría que contárselo a alguien porque me pareció que podría tener algún significado especial...
Me dirigí a la Academia de Matemáticas lo más rápido que pude y les conté mí sueño pero no me creyeron; muy al contrario, me tomaron por loco y me expulsaron del mundo de las matemáticas, y ésta es la historia de cómo llegué a este callejón sin salida.

Judit i Blanca ha dit...

1er D’eso D
Judit Díaz i Blanca Llac


DEL 1 AL 100

Un dia l’Alexandra el Marc la Claudia i la Judit van voler anar al parc d’atraccions ( de 1 al 100 ), però aquell parc tenia una llegenda, es tractava d’una atracció anomenada 100·1 i deien que de cada 100 persones 1 es convertia en número.
Ells van entrar per comprobar si la llegenda era certa, quan hi van entrar el parc es va convertir nou i lluent com si fos el primer dia a ells els hi va semblar molt estrany.
- Estava encantat? La llegenda era certa? -es van preguntar.
De cop i volta van sentir una rialleta que venia del seu darrera, el Marc tot espantat es va girar lentamen, i llavors va veure que venia de l’atracció 100 · 1 .
I van anar cap a l’atracció i van pujar l’atracció anava a 100 per hora l’atracció es va aturar i llavors va caure una carta que era plena de números:


19,9 - 22,15,12,5,21 - 20,18,15,22,1,18 - 1 - 12,5,19 - 16,5,18,19,15,14,5,19

1,14,5,21 – 1,12 - 16,1,19,19,1,4,9,19 - 4,5,12,19 - 14,21,13,5,18,15,19


Aquella carta va ser la desposta a tots els seus duotes.
De seguida la van resoldre , cada número era una lletra de l’abecedari el 1 la A , el 2 la B etc.
De seguida que ho van resoldre van agafar els números i van anar al passadís dels números. A la paret hi havien com unes cares de persona i al costat la forma d’un número.
La Claudia va agafar el número i el va encaixar en el forat de cop i volta la persona que hi havia a la paret es va transformar en realitat i aixi fins treurel’s tots.
Aquells nens van apendre per què servien les matemàtiques.

Joana, Foix i Noemí ha dit...

EL TRESOR DEL CASTELL

La Gemma i la Laia, són dues alumnes de la classe de 1er C de l’IES Eugeni d’Ors. Un dia, estaven les dues a casa de la Laia, fent els deures. Quan van acabar, van anar a jugar a les golfes, i, allà, hi van trobar una carta antiga. Aquella carta, anava dirigida al besavi de la Laia, i era de l’any 1890. En la carta, hi havia aquest text:
" Al castell medieval del turó de Sant Miquel, hi ha un tresor amagat, i molt valuós. Però, ningú nio s’atreveix a anar-hi, perquè diuen que de vegades, hi ha gent misteriosa voltant per allà....
T’atreveixes a anar-hi?"
Aquella carta, va inquietar molt a la Laia i a la Gemma. I, a més, era molt rara, perquè no tenia remitent.
Per sort, l’endemà era dissabte, i la Gemma es va quedar a dormir a casa de la Laia. Llavors, al matí següent, van decidir que anirien les dues soles al castell del turó de Sant Miquel.
Quan van arribar allà, es van trobar davant d’una porta. Al costat de la porta, hi havia una placa. En la placa, hi posava:
" Deveu ser molt valentes, per voler entrar al castell de les matemàtiques. Però, aconseguir el tresor, no us penseu que serà fàcil, ja que haureu de tenir molt d’enginy...."
La Laia i la Gemma, van pensar que no seria pas tant difícil, aconseguir el tresor. Per tant, van entrar al castell.
Van anar a parar en una gran sala. Al davant seu, hi havia unes escales. Van pujar a dalt, i, allà, hi havia una porta, amb una placa la costat. A la placa, hi havia escrit el següent:
"Si voleu obrir la porta, haureu de resoldre aquesta operació: 4x4x2:2=?"
Com que per elles, aquesta operació era molt fàcil, la van resoldre molt ràpidament. La resposta, era 16. Ho van dir en veu alta, i la porta, es va obrir automàticament. Van entrar en una sala que semblava el menjador. Llavors, de cop i volta, es va encendre un llum de sobre la taula. Es van espantar una mica, però de seguida es van adonar de que a sobre de la taula, hi havia un paper. En el paper, hi havia aquesta operació:"4x4x4:2+20=?"
Aquesta operació, també era fàcil. La resposta, era 52. De sobte, es va obrir una altre porta que hi havia a l’altre punta de la sala. La Laia i la Gemma, van respondre totes les operacions que hi havia en cada sala:
"(5+5,5) +11,5= 22"
"( 5:(2+2)):2x4= 2,5"
"(3x4) + (4x3x2)= 36"
I, per últim, van arribar a una sala encara més gran que totes les altres. Van veure una porta, i al costat de la porta, hi havia una placa, on hi deia:
"Heu sigut molt valentes, per arribar fins aquí. I també deveu ser molt llestes. Però, la sort, se us acabarà aviat, perquè segur que no respondreu aquesta operació: (5x5)x(8+2+(5x2))=?"
La Laia i la Gemma, van tardar una mica en trobar la resposta, però, al final, les dues a la vegada van respondre: 500!! I, llavors, es va obrir la porta que tenien al seu davant. Llavors, van entrar en una habitació més petita que l’anterior, i van veure que, al centre de la sala, hi havia una taula. A sobre de la taula, hi havia un cofre, i, l’obertura, estava tancada amb clau. Al costat del cofre, hi havia una clau, i una placa. A la placa, hi posava:
"Felicitats, heu superat totes les proves, i us mereixeu el que hi ha a dins del cofre."
Però, quan van obrir el cofre, van tenir una gran sorpresa: a dins, no hi havia ni or, ni joies, ni monedes, sinó que, el que hi havia era.... un llibre de matemàtiques antic!! La Laia i la Gemma, el van agafar, sorpreses, i van sortir del castell. Havia estat un matí molt divertit, aquell. Però, la Gemma i la Laia, es van adonar de que, encara que havien estat fent operacions tot el matí, s’ho havien passat molt be!!
I, com que eren molt llestes, al cap de poc temps, van resoldre totes les operacions del llibre. Però, aquell llibre, era molt especial, perquè, les solucions, amagaven un codi secret. Aquell codi, servia per obrir la porta del soterrani del castell, on hi havia el veritable tresor.
Van tornar al castell, i van anar fins al soterrani. Llavors, van trobar el tresor, que eren moltes monedes d’or i joies. Però, no es van quedar tot el tresor, sinó que només es van quedar dues monedes i dues joies cadascuna. La resta del tresor, el van deixar allà, al castell, perquè, si algú altre hi anava, el trobés. Però també van decidir guardar el secret del castell de les matemàtiques, perquè, al cap i a la fi, és un secret que ha durat molts segles.

Irene i Sandra ha dit...

El diari de l'Alexandra


11-9-07

Avui es el meu aniversari, he fet una festa, he convidat a tota la meva família i amics.
M'han regalat moltes coses per l'institut que per cert comença demà. Estic molt nerviosa, perquè començo una nova etapa, només coneixo a tres persones.

El regal que més m'ha agradat ha sigut el regal de la meva tieta Imma, que ha sigut un jersei de color lila amb ratlles roses.

12-9-07

m'he axecat a les 7:30 de la matinada, i a les 8:00 m'ha vingut a buscar la meva amiga Claudia. He estat molt nerviosa a l'hora dentrar a l'institu. La meva amiga Claudia i jo hem anat cap a la classe juntes i ens hem sentat al costat de dues amigas meves que es diuen Cristina i Paula. Més tard ha vingut la nostre tutor que es diu Miquel, ens ha esplicat una mica deque va tot això de l'institut, i dèspres ens ha guiat per tot l'institut per que el coneixesin millor.

Més tard hem baixat al patí i he anat amb les meves amigues de l'antiga escola.
Dèspres del patí ens han tocat mates i hem acomeçat afer classe normal '' Un aburiment total!!''.

Al sortí de l'institut he anat a donar una volta amb les meves amigues pel el bosc,hem jugat a cuca i amagar. M'entre m'estava amagant he sentit una veu que deia:
-Vine nena!
Jo hem vaig anar apropant i cada cop s'he sentia mes fort aquella veu tan tenebrosa.
Va arribar un punt que la veu va parar de sentirse de cop, i va caure una mena de pilota d'un arbre, de cop i volta es va comença a trencar i d'allà dins va surtir una fada,i hem va dir:
-Hola Alexandra
i jo vaig dir
-Com saps el meu nom?
i hem va respondre
-Jo ho se tot de tu.
jo em vaig quedar parada al veure que ho s'havia tot de mi.
i de cop i volta va desapareixer, i m'hen vaig anar a casa perque es va fer tard i les meves amigues ja van marxar

13-9-07

avui per fi es cap de setmana i he quedat amb dues amigues que van a la meva classe que es diuen Sandra i Irene, hem anat a una plaça i hi habia un amic seu i me l'han persentat, es diu Marc i és molt guapo, despres em anat un altre cop a el bosc, i em tornat a jugar un altre cop a cuca i amagar i m’he amagat a el mateix lloc que l’altre dia a vere si veia la fada,despres ed 10 minuts a surtit de sota dels meus peus un boligraf de colorins amb molts nomeros.

14-9-07
Avui he portat a l’institut aquell boligraf que va apareixer.
A primera hora ja tocava aquella asignatura aburrida “matematiques”, he fet servir aquell boligraf al agafar-lo la ma m’anava sola i en deu minuts a resolt tots el exercicis que avien m’anat
“ARA EL FARE SERVIR PER SEMPRE”

Marc ha dit...

Sense títol

Hola ara os explicaré la meva historia de quan vaig anar al país dels números.
AAAAAAAAAA! encara no me presentat, jo soc un paper. Un dia em van posar a
una impressora i encara espero que m’imprimeixin.
Un dia quan estava a la pila de folis per imprimir vaig conèixer un full que es deia Pepet Dina A 4. Em va dir que el seu somni era que en ell hi imprimissin una operació matemàtica. No se que hi trobava a les matemàtiques, jo volia que m’imprimissin un acudit o algo així. La qüestió es que vaig reflexionar i vaig pensar de que servien les mates perquè jo no ho sabia, i tot pensant em vaig adormir. primer vaig somiar que estava en un país tot format de números, des de cada granet de sorra fins a muntanyes i pobles. només vaig arribar que ja m’hen vaig cansar, però vaig conèixer la cultura i la religió. tenien uns quants deus, no se quants eren perquè no sabia contar i ni en volia aprendre un es deia un i un altre dos i un altre tres i un que es deia quatre i el cinc, el
que em queia mes ve el sis, el més antipàtic el set, el mes dormilega el vuit i el mes viejo el nou. Jo com que em vaig enamorar d’aquells noms a primera oïda vaig decidir
utilitzar els seus noms per contar i vaig inventar (inventar no perquè les persones el devien saber però amb un altre nom) i vaig inventar el deu perquè com que tots eren
déus no hauries volgut pas que no ho diguéssim al final oi que no?
Per representar-los lo mismo de lo mejor. com que no sabia com es representaven vaig decidir dibuixar-los.
- L’un era 1 perquè era molt prim.
- El dos era 2 perquè semblava un ànec
- El tres era 3 perquè tenia el front com una pantalla de cine i el nas i la varbeta molt llargs.
- El quatre era 4 perquè era un coll llarg cap quadrat (o mes bé triangle però es que quadrat queda millor.)
- El cinc era 5 perquè tenia la boca molt gran.
- El sis era 6 perquè tenia un tupè flamant.
- El set era 7 perquè era geperut.
- El vuit era 8 perquè era un gordo mandrós que portava el cinturó molt apretat.
- El nou era 9 el vesso del sis però com que sempre anava borratxo anava del revés.
- El deu era 10 perquè un dia vaig veure per un documental de la dos que sortia un cap dibuixat amb un llamp al costat i deien que era un deu.

Em van explicar la seva historia tenien un avantpassat que es deia zero i era així: 0 que els hi va fer una putada a la seva família, la família dels deus.
Aquí es on jo entro en acció. ells solament anaven per un numero molt llarg. Però
jo no avia inventat tantes xifres i vaig decidir repetires. ara ja ho sabia desprès de fer cinc hores de càlculs i estudis que van passar molt lents ho vaig descobrir.
Però ells amb aquella estona ja l’ avien augmentat vaig descobrir que si hi havia xifres hi havia de ficar noms vaig pensar tant que es va fer de nit de dia de nit de dia... fins que vaig inventar tots els noms.

En aquell moment vaig sentis un soroll i una sacsejada però no em volia despertar
vaig notar que em fregaven i em mullaven la panxa em vaig despertar. estava dins d’una maquina hi havia una tira de plàstic, dos tires dentades, una tira transparent i microxips en els microxips hi havia lletres i números. en aquell moment em vaig adonar de l’importancia de les matemàtiques pero volia tornar en el somni en mi havien inpres una fitxa de matemàtiques, tenia que tornar rapid al somni.
vaig anar al somni amb els deus havia aconseguit solucionar el problema vaig
esperar que el vuit s’adormis pero no li vaig deixar treure el cinturó quant estava
estirat ho havia aconseguit jo pensava que les matemàtiques eren divertides



voleu saver que hi ficava a la fitxa?
entre requadres de teoria vaig llegir : infinit = a un vuit al reves em sentia satisfet pero no es sentia com jo la mestre que com que tenia un error d’imprenta i ella em va estripar. I ara us puc explicar aixo perque em van reciclar i ara soc un cartro i sobre en
Pepet Dina A 4 va tenir un desti mes tragic que jo, un nen el va agafar i el va fer sevir
per mocarse
fi

María ha dit...

Un cas matemàtic

Tot va començar amb un assassinat a Nova Zelanda. Una vella dona apunyalada amb un gabinet molt ven decorat que semblava molt car i amb el mòbil a la ma que al mòbil hi havia algu escrit:

La policia va trucar a un agent espacial del FBI especialitzat en aquestes coses de claus i còdigs.


17 41 40 14 15 314 6 7 315 10 11 3 0 9 2 6 6 0 B 36 66 874 20 36 5 4 87 302 789 521 51 4 9 14 5 2000 6.000.000



- Hola m’heu cridat – va dir el agent especial Enri,
- Si necessitem la teva ajuda per desxifrar aquest còdig.
- Molt be dons ara començo... - Es va mirar el còdig i va recordar una cosa:
- Escolti Guardia... – va dir amb veu interessada
- Podria investigar si ha hagut assassinats semblants? Si tot va com em penso amb aquesta carta només trobarem un DNI, això ho se gràcies als meus descendents que m’ho van ensenyar, amb aquest DNI sabrem qui va ser el que va vendre aquest ganivet. Pensaràs que això no servirà de res però segur que allà hi trobem alguna pista i si no faríem xarrar el venedor.
- El policia tot interessat va anar corrents al departament de la FBI i va començar a teclejar i a investigar. Al dia següent el Guardia la va portar els documents al detectiu
- Aquí tens he estat treballant tota la nit, però he trobat 6 assassinats molt curiosos: A part de totes les víctimes son dones i a mes de totes les assassinades tenien el mateix paper amb les mateixes lletres i números , 3 de les dones van morir el Dimecres 14 de Octubre, les altres 3 van morir Dijous 15 de Novembre i a mes totes van morir a les 17:40, si tot pot coincidir, ja que avui som Dissabte 10 d’Octubre ,aquest 15 de Novembre podria morir una altra dona per assassinat!
- D’acord però ja que has trobat tota aquesta informació ja podem descartar alguns nombres per sort no son molts. Però el que me intriga es que el paper dels altres assassinats al vuitena xifra sempre hi ha un nombre mes en aquest cas hi ha un 7 en el penúltim assassinat hi havia un 6 al vuitè lloc
- A lo millor es que conta la pròxima víctima, vull dir que en aquest cas es un 7 a lo millor es refereix a que hi haurà una setena víctima com tu havies dit – va dir el Guardia
- Molt be molt be!! Ets un crac com no sa m’ha acut? Bueno anem a buscar mes nombres sobre el tema que no tenim ni per començar
- Buscant informació sobre els assassinats vam trobar que les 3 víctimes del 14 d’octubre tenien 41 anys i les 3 víctimes del 15 de novembre tenien 36. No trobo res mes!!!

- - de sobte va sonar el mòbil del detectiu: - Hooola!!!! Que no trobeu mes pistes quina peeena! Vinga va us ajudaré si un hi fixeu be al ganivet aquest que em va costar tants diners hi ha un còdig a i no t’oblidis d’aturar-me a mar oberta adeuuuuu.
- -ESPERA!! – va dir el detectiu - Qui era Enri? – va preguntar el guarda –dons diria que era l’ assassí... tu mira el ganivet de la víctima corre!
- El policia va anar corrents a agafar el ganivet, al mànec hi havia una sèrie de nombres que hi havia a la llista.
- Molt be ens queden 4 nombres contant que alguns d’aquests son el DNI
- Escolta si et dic que totes les víctimes eren amant d’un famós milionari que diuen que va morir el 14-5-2000 i d’herència els hi va deixar d’herència 6.000.000 milions a cada una.... un moment deixem el ganivet: aquí a la fulla hi posa el DNI!!!!!
- Tants esforços per res, per que ara el DNI hi sigui aquí!!
- Tant fa total ja estàvem!!
- Espera, ja o tinc! El DNI del venedor esta aquí per el DNI del assassí es el del ganivet
- Amb el misteri ja era 15 de Novembre només faltaven 3:40 per l’assassinat on anar!?
- JA HO TINC CORRE SEGUEIX-ME!!! Anirem al vaixell que avui inaugura la reina segur que es aquest el seu objectiu van arribar quan la reina estava a punt de tallar la cinta el detectiu va cridar –NOOO no la tallis i se li va tirar a sobre.
- Quan es van aixecar del terra va aparèixer l’assassí va tallar la cinta i......BUM!!!! no van poder salvar l’assassí que igualment podria viure però si la reina i molta mes gent que hauria de haver sigut assassinada.

FI

clàudia i hanane ha dit...

L’AUTOBÚS DE LES MATEMATIQUES


En un avió en direcció cap a Tokio..
-mare mare,m’expliques un conte?
-com vulgis.

Fa molt molt de temps,lluny d’aquí..hi havia una escola enomenada El blau. Cada any, feien unes col.lonies a una casa abandonada el mitg del bosc. Un any ,a mi em va tocar anar-hi am els de 5è. Encara recordo que el Jordi es va deixar el sac de dormir,i l’Alexandra es va deixar la cantimplora. Eren les 9:00 del matí i ja sortiem de l’Escola.
L’unic que ens va espantar va ser uan cosa..el conductor..aqell conductor tenia unes pintes molt rares anava vestit com els anys 80 i sabia moltes matemàtiques perque la professora, la Maria el día avans havia castigat el Pau a fer tot un full d’operacions matematiques i cuan estava just davan d’aquell home se li va caure le paper ell el va agafar i només li va donar una mirada i va dir:
-escolta noi,jo diria que aqestes operacions la 1,la 2 i la 5 no estan bé.
El Pau va quedar alucinat.Però no li va donar importancia va agafar el paper i sen va anar a seure le seu lloc.
Anavem per el camí,feia un mal temps,i va passar una cosa..estranya..es va parar l’autobús així de sobte,i a la mateixa hora va començar a ploure a bots i barrals.Tothom és va posar molt nervios..menys aquell estrany home.Aleshores el va dir:
-Atenció siusplau,silenci.
I l’autobus es va quedar totalmen en silenci.
-prou! Sortirem tots ordenadamen.
Del número 1 al 15 agafarà el camí de la dreta.
I el número 15 al 32 agafarà el camí de l’esquerra.
I així va ser.
Totom ordenadamen va sortir i es va col.locar a la seva fila.
Aquell home va agafar els nens del camí de la dreta i la senyoreta Maria i l’altre professora la Sara els de l’esquerra.
Ell va dir:
-senoreta Marina i Sara,el final d’aquest camí ens trobarem,pero tindreu de fer una serie d’operacions per arribari.
Les senyoretes es van mirar en cara de estenyades i va dir la senyoreta Sara..:
-però escolti que sa tornat boig?
-com ho sap això voste?
I ell va contestar:
-perquè ja ho he solucionat desde ja fa segles.
I el Pau li va dir:
-i voste com es diu? I qui es?
I ell va dir:
-Newton,el famos matemàtic.
Les senyoretes i els nens van quedar de pedra.I tothom va començar a seguir le seu camí.El grup de l’esquerra cap a l’esquerra i el de la dreta cap a la dreta.
Bé doncs,començarem per el grup de la dreta.
Van començar a caminar i a caminar..per aquells boscos que no sabien ni a on paraven..fins que es van trobar una paret no era ben be una paret era una mena de pissarra que hi havien apuntades unes operacions que encara les recordo eren:
2x3:6=
9x10=
i algunes més pero les altres ja eren massa llargues.
les vam intentar borrar pero res de res.
I van continuar caminan per aquells terribles boscos,fins que darrere d’un arbre van veure una sombra,que no van tenir ni temps de parpellejar que va sortir una senyora d’uns 60 anys.El senyor Newton se la va mirar com si la conegues de tota la vida.
Anem per el grup de l’esquerra.
-maree maree,no em deixis ma intriga ara!
-tu ja veuras,escolta.
De mentres el grup de l’esquerra anaven per l’altre camí.
El gerard que era l’ultim de tots,es va parar en sec i espentat pqrue va sentir com unes veus que cantaven les taules de multiplicar.El Gerard va començar a correr.
I aleshores a l’altre cantó va veure la Clàudia.Que s’havia perdut.I van continuar el camí plegats.Fins que van veure una esletxa on hi van coneguir arribar els dos grups.Es van reunir tots menys el senyor Newton.Va desapèreixer.
Al fons es veia l’autocar hi van anar corren tots.A més d’haver-hi el Newton de conductor,era un home normal i corrent.
Al final tot va acabar bé.
I fiii!

-que t’agredat?
-si!
-mira,ja estem a Tokio!

Ángeles Méndez ha dit...

Corrección del cuento, La creación de las matemáticas,de Ricardo Delgado, 1ºD

Érase una vez en la antigüedad, más aún diría yo... en un tiempo en el que no existían las matemáticas y ...las consecuencias eran gravísimas ya que la gente se peleaba constantemente por “el precio” de los productos; es decir, por el peso de las cosas, la longitud , la altura, la cantidad, el volumen... Un día, en un laboratorio clandestino, inventaron unos signos: 1, 2, 3, x, +, =, - , :, %, ... y también pensaron nombres para ellos: uno, dos, tres, multiplicación, suma, división, resta... Ese mismo día por la noche, en un canal sin números, comunicaron la creación de las matemáticas y, desde ese momento, todo el mundo empezó a usar las matemáticas en las escuelas, en las oficinas, en todas partes. Pero al cabo de un año, los jóvenes empezaron a aburrirse y una noche, cerca de las nueve, cuando dormían los escolares que se aburrían con las matemáticas hubo una transformación: las matemáticas cobraron vida y decidieron llevarse sus cuadernos como venganza. En todas las casas de los que se aburrían con las matemáticas dejaron una carta que decía: “Si queréis que las almas de vuestros cuadernos descansen en paz , nadie debería rechazarnos”.
Los escolares afectados contestaron a las matemáticas y, en una especie de pacto, afirmaron que ellas eran muy válidas y que siempre ha habido y habrá personas que den su vida a las matemáticas y que ellos las utilizarían cada día.
De esta manera, vivieron en tranquilidad.

Nayade ha dit...

Sense títol 2


-Vine, corre Jaume, que t’explicaré una història que em va passar quan tenia la teva edat. Quan als teus rebesavis se’ls hi va posar al cap de canviar de casa i anar a viure al centre de Barcelona.
“Va ser un dia fred, per la tarda, quan jo encara tenia 7 anys i el meu germà Juanjo 10.
Quan vam arribar allà semblava una casa acollidora i tranquil•la. Però quan va passar 1 mes vam voler celebrar que a la fi teníem una casa, i no un pis, convidant la Pepa i l’Avelino, els meus avis (els teus rebesavis).
El fet és que quan ma mare (Juanita) portava vi negre de la Rioja en una safata se li va caure tot el vi en el cap sense pèls del meu avi l’Avelino, i el cas va ser que en el cap es va formar un nombre, l’1. Era tan estrany! Però es veia super clar que tot el vi estava concentrat allà, formant el número 1.
Però això no va ser tot. Passats uns dos mesos, em sembla, la casa es va omplir de nombres, encara que tots eren el mateix: 16845. Jo ho vaig veure i em vaig preguntar: Però que voldran dir aquests nombres? I perquè no se’n van? Però si estic netejant amb Don Limpio i mira que no se’n van.
Llavors ma mare ho va veure i es va desmaiar i el meu pare i el meu germà la van haver de portar a l’hospital.”

- Quan va ser això?-Va dir el nen.
- A l’agost -va contestar l’àvia-. Bé, doncs, per on anava?
- Per allò de l’hospital-va contestar el nen.
- Ah, sí, d’acord -va dir ella- Bé, doncs això, se la van emportar i jo em vaig quedar sola.

“I, de sobte, la porta que duia a una habitació tancada amb clau es va obrir i jo, com que soc així de curosa, vaig i hi entro, per veure que hi havia dins. I el que vaig trobar va ser una taula amb molts fulls i fulls escrits i a terra una carta feta per l’Ajuntament de part del poble i de la llei que deia:

Benvolgut Pepe,

com que sabem que ets matemàtic et volem demanar una cosa de part de tota la gent del poble. Ja saps que des de fa temps hi ha hagut assassinats i que l’assassí va deixar notes amb números al costat dels cadàvers, i volem demanar-te que esbrinis que volen dir aquests números. Et donem les notes de l’assassí amb aquesta carta. Esperem que ens ajudis.

Atentament, la gent del poble.

Aleshores vaig mirar aquelles notes i sortien nombres com deia la carta, però a la darrera nota sortia:

1BCDEF6HIJKHLMN8PQR45UVWX + (CREU)
202 AM
9 porta

Però que volia dir allò? Em vaig preguntar fins que vaig veure un Abecedari que tenia Pepe a sobre de la taula. I el que vaig veure va ser:

1
ABCDEFGHIJHLMNOPQRSTUVWXYZ
1 234 5 612345 6 7 8 1 23 45 12 3 4 5 6

La creu vaig suposar que era de l’Hospital, els nombres 202 AM les 2:02 AM perquè si fos 20:2 no podria ser, doncs hauria de posar un zero abans del darrer dos. I el 9 era de el número d’una habitació, com es posa als hospitals on les portes van marcades amb un número i el número 16845 era l’any amb el calendari xinés.
Llavors, en relacionar-ho tot, em vaig adonar que la data era la del dia en què estava i vaig començar a córrer cap a l’hospital. Quan eren a prop de les 2:02 AM vaig sentir com si algú volgués entrar a l’habitació però jo havia trucat a la policia i gràcies a mi van detenir a l’assassí. Això sí, no era ell sinó el seu fill!

FI

Nayade Hil Gómez

Pere Martí ha dit...

A continuació podreu veure les correccions als vostres contes:

Gisela, cal que cliquis aquí .

Martí Roig, aquí la tens.

Ernest 1r D ha dit...

eii

buenuu el meu vot es pel marti

es un conte mol currat i ma agradat molt

deuu!!